Seguros de salud

La salud es primordial en la vida de cualquier persona, y que se vea afectada por algún motivo no previsto puede afectar la estabilidad social, económica y familiar en general, ya que la prioridad pasara a ser la salud personal o de ese ser querido afectado.

el principal objetivo de cualquier ser humano es la salud, y aunque podemos contar con ella de un momento a otro esto puede cambiar, debido a que hay patologías asintomáticas y que aparecen de repente cambiando el plan de vida, pudiéndonos ocurrir esto de forma personal o a un familiar cercano.

Los seguros de salud y/o de enfermedad les proporcionan al asegurado y a los beneficiarios en la mayoría de los casos, esto depende de cada compañía aseguradora y de las especificaciones del solicitante de la póliza que se vea sujeto a cambios.

Por lo general ofrecen coberturas asistenciales, sanitarias y de carácter económico ( reembolso e indemnizaciones totales o parciales)

Servicios que ofrecen los Seguros de salud

  • Asistencia sanitaria: con esta particularidad el beneficiario recibe una cobertura médico- quirúrgica dentro de un cuadro de exigencias de la compañía, como lugares y profesionales que trabajan directamente con la compañía.

Mayormente las coberturas principales son de este tipo, aunque también se manejan modos como

  • Reembolso de gastos médicos: Mediante esta modalidad el asegurado en caso de emergencia, puede acudir a cualquier consulta o centro médico de su preferencia, enviando posteriormente la factura e informes médicos a la compañía aseguradora

Luego de esto, se le reembolsará el dinero por todos los gastos médicos realizados, por el asegurado.

Oposiciones: Lo básico que tienes que saber

abogados especialistas en negligencias médicas

Si estas considerando formar parte de la administración pública es importante que empieces por manejar algunos conceptos básicos sobre el tema.

Al proceso de selección realizado entre varios candidatos que optan para diferentes plazas ofertadas por la administración pública se le conoce como oposiciones.

El primer paso de todo este proceso es cuando la Administración Pública emite un documento conocido como OPE (Oferta de Empleo Público) donde se exponen las necesidades de recursos humanos para conformar el equipo de funcionarios.

Luego de transcurrido algunos días de la emisión del mencionado documento, es publicada la convocatoria donde se informa sobre las bases, los requisitos de las oposiciones, la modalidad así como las características de las pruebas y exámenes que serán  aplicados.

Para todas las posiciones se evalúa de forma objetiva las capacidades de cada aspirante con el fin de determinar si dispone de las aptitudes necesarias para el puesto convocado.

Para conseguir el puesto no basta con cumplir con todos los requisitos solicitados para presentarse, además se debe superar con éxitos todas las pruebas y obtener las mejores calificaciones.

En este tipo de procesos es común ver a miles de personas que optan por la plaza ofertada. Algunas veces la competencia para un puesto específico es tan alta que se dificulta conseguirlo.

Las ofertas son muchas como por ejemplo de Justicia, Hacienda, Trabajo Social, Policía Nacional, Administrativo y Salud, entre muchos otros.

Tipos de funcionarios

Al personal que labora en la Administración Pública se le llama funcionarios.

Existen 4 tipos de funcionarios: funcionario de carrera, funcionario interino, personal laboral, personal eventual.

Los funcionarios de carrera son los que tienen una relación fija con la Administración Pública. Se clasifican en varios grupo dependiendo de la titulación exigida.

Los funcionarios interinos son aquellos que han sido nombrados por razones de urgencia que se justifican por la existencia de ciertas condiciones  ya establecidas como ejecución de programas de carácter temporal o acumulación  de tareas.

El personal laboral es el que presta sus servicios por medio de un contrato de trabajo formalizado por escrito.

Finalmente, el personal eventual es aquel que como su nombre lo indica no tiene carácter permanente y realiza funciones calificadas como de confianza o asesoramiento.

Tipos de procesos selectivos

La selección de los candidatos para optar a las plazas ofertadas se puede hacer de las siguientes formas:

  • Por pruebas teóricas o prácticas (Oposición).
  • Evaluando los méritos del candidato como formación y experiencia de acuerdo al valor que se haya asignado a cada mérito incluido en la convocatoria (Concurso).
  • Por pruebas y evaluación de méritos (Oposición- Concurso).

Tipos de exámenes

Dependiendo del puesto es posible que se tenga que presentar más de una prueba. El tipo de evaluación varía de acuerdo a la plaza.

Hay de varios tipos:

  • Test
  • Preguntas de desarrollo
  • Casos prácticos.
  • Prueba práctica.
  • Pruebas físicas.
  • Entrevistas personales.
  • Psicotécnicos.
  • Reconocimiento médico
  • Prueba de idiomas.

 

Si deseas participar en estos procesos de selección debes estar muy atento a la publicación de los Boletines Oficiales del Estado.

Puedes apoyarte en los buscadores especializados o suscribirte para recibir por correo la información necesaria sobre las oposiciones.

Realidad aumentada en la educación

La RA (realidad aumentada) es una nueva tecnología que permite combinar el mundo real visto a través de dispositivos móviles con elementos del ámbito virtual como pueden ser imágenes animadas.  Si te has descargado Pockémon GO, podrás ver que los Pockémon (virtuales) se encuentran en tu mundo real esperando ser cazados a través de la pantalla de tu teléfono móvil.

¿Qué beneficios tiene el uso de RA en educación?

La Realidad aumentada en la Educación puede aprovecharse de diferentes formas:

  • Desde el punto de vista del e-learning, puede integrarse en cursos on-line para la adquisición de aprendizajes prácticos e inclusive incorporarse a través de juegos virtuales basados en el reconocimiento gestual y la geolocalización.
  • Para los más pequeños es una manera de hacer las clases mucho más entretenidas pues se puede aprender jugando
  • Se puede integrar a través de metodologías de trabajo más activas y de corte constructivista, mejorando la motivación del alumnado y contribuyendo al aprendizaje por descubrimiento.
  • Mejorando la interactividad en los libros de texto, donde se integran imágenes para que el alumno pueda explorar los objetos desde todas las perspectivas posibles.

Mapas conceptuales: Qué son y cómo hacerlos

Resultado de imagen de mapas conceptuales

Los mapas conceptuales son herramientas de aprendizaje que consisten en la representación gráfica de la información principal de un tema mediante la elaboración de un diagrama de conceptos en forma de red.

Estos conceptos se organizan en cuadros utilizando palabras claves que se unen por medio de líneas y flechas que se direccionan de la misma manera en que estos guardan relación.

Un mapa conceptual debe ser agradable a la vista, de fácil lectura e interpretación.

La utilización de los mapas conceptuales aporta muchos beneficios en el proceso de aprendizaje ya que su elaboración implica un proceso de racionalización debido a la relación de los conceptos que se debe hacer.

Características de los mapas conceptuales

Poseen 4 elementos principales: Conceptos, líneas y flechas, palabras de enlace y proposiciones.

Conceptos: Expresión de las ideas fundamentales utilizando un mínimo de palabras.

Líneas y flechas: Establecen las relaciones entre los conceptos.

Palabras de enlace: Descripciones cortas que se ubican entre los conceptos y que explican brevemente la relación entre ellos.

Proposiciones: Ideas que se forman mediante la relación de distintos conceptos.

Son un esquema: Los mapas conceptuales en sí son un tipo de esquema ya que son la representación gráfica y en forma ordenada de las ideas fundamentales de un tema.

Basados en una pregunta de enfoque: La pregunta de enfoque especifica claramente el problema que el mapa conceptual desea ayudar a resolver y limita el contexto del mismo a la respuesta de esa pregunta.

Tienen una estructura jerárquica: Van de lo más general a lo más específico.

Permiten enlaces cruzados: Relaciones entre conceptos de diferentes segmentos.

Cómo se hace un mapa conceptual

Está claro que antes de iniciar la elaboración del mapa conceptual se debe haber realizado el estudio del material y haber comprendido el contenido del mismo.

Si no se ha cumplido con esto, es necesario revisarlo de nuevo hasta conseguirlo.

Posteriormente podemos seguir los siguientes pasos para la construcción del mapa conceptual.

Seleccionar la información relevante.

Elaborar una lista de los conceptos que engloban las ideas principales.

Seleccionar los conceptos que se derivan de otros.

Seleccionar los conceptos que tienen relaciones cruzadas.

Ordenar la información desde lo más general hasta lo más específico.

Seleccionar la figura que se utilizará para enmarcar los conceptos. Por lo general se utilizan cuadros. También se pueden utilizar colores de acuerdo a las jerarquías.

Los conceptos se unen de acuerdo a su relación con líneas o flechas. Los que tengan la misma importancia deben ubicarse en el mismo nivel de jerarquía.

Una vez construido el mapa se recomienda sea revisado para asegurarse que está elaborado de la manera correcta.

Un mapa conceptual no es lo mismo que un mapa mental

Es importante destacar que entre ambas herramientas existen claras diferencias en cuanto a estructura, la utilización de texto, la disposición de los elementos  y el contenido.

La estructura de los mapas conceptuales tiende a ser sobria, contener texto breve dentro de los cuadros que representan los conceptos, la idea principal se ubica en la parte superior y su contenido está centrado en responder a una pregunta de enfoque.

Por su parte los mapas mentales tienen una estructura bastante llamativa que utiliza muchos colores e imágenes, se procura utilizarlas más y reducir al mínimo el texto, la idea principal se ubica en el centro y el contenido incluye varias ideas.

¿Cómo aprender un idioma extranjero rápidamente?

estudiar en el extranjero

Ya sea que sea necesario para su vida diaria o si desea ser independiente para interactuar con otras personas en su próximo viaje.

Aprender un idioma extranjero rápidamente puede ser un verdadero desafío. Este aprendizaje expreso, por ejemplo, en 3 meses, es bastante factible y podría ser beneficioso para cualquier persona que desee expresarse en un nuevo idioma. Para tener éxito en esta apuesta, primero necesita una buena dosis de motivación.

Luego te doy en este artículo 5 consejos para aprender un idioma extranjero rápidamente.

  • Toma clases de idiomas (en el extranjero). El aprendizaje rápido de inglés, alemán, ruso o español, puede hacerse integrándose en una escuela especializada. La principal ventaja de este método es que las clases suelen ser impartidas por personas cuya lengua materna es la que deseas estudiar, y que el entrenamiento permite un aprendizaje efectivo. Lo ideal es seguir estos cursos en el país de elección. Se ofrecen cursos de idiomas en el extranjero para jóvenes y adultos. En unas pocas semanas, el progreso es a menudo notable gracias a los cursos impartidos.
  • Ir de viaje al extranjero. Una de las mejores maneras de aprender un idioma de manera efectiva y rápida es simplemente comenzar. Una persona que quisiera dominar el inglés, por ejemplo, podría decidir quedarse por unas semanas en una ciudad como Londres, Dublín o Nueva York. En el sitio, será necesario hablar inglés para todas las acciones de la vida cotidiana. Esto también te familiarizará con el acento, así como las expresiones. Forzarte a interactuar con los locales es una de las mejores formas de moverte rápidamente.
  • Intercambio con un corresponsal. Esta práctica establecida por muchas escuelas es muy inteligente para aprender un idioma extranjero desde la infancia. Para que esto funcione, es importante que se establezca una relación diaria con alguien que también quiera aprender tu idioma. Chatea por mensaje, teléfono, o en vivo. Estos intercambios ayudan a mejorar tu nivel y fluidez en el codiciado idioma. Todo lo que tienes que hacer es encontrar un amigo bilingüe motivado para ayudarte en este proceso.
  • Ver series y leer libros. Para progresar rápidamente, mientras se divierte, estas dos soluciones te permiten sumergirse en aprender o perfeccionar la práctica de un idioma. Para empezar, lo ideal es poner los subtítulos y escuchar al mismo tiempo la forma de hablar de los actores. Y al leer, es posible buscar la traducción de palabras desconocidas para aprenderlas. Seguir las noticias y leer revistas también es una buena forma de aprender sobre los eventos locales y cultivarse.
  • Descargar una aplicación. ¿Adicto al smartphone? Usarlo para aprender un idioma es una buena opción. Entre reuniones o en transporte público, aprovecha estos horarios disponibles para aprender el idioma que desea. Las aplicaciones están diseñadas para mejorar su nivel al tiempo que ofrecen una base bastante sólida (gramática, ortografía, vocabulario).

Para aprender un idioma extranjero rápidamente, es importante sentirse motivado, curioso y practicar todos los días.

Y tú, ¿cuál es tu truco para aprender a hablar otro idioma?

 

Inteligencia emocional y aprendizaje

Con el pasar del tiempo se ha comprendido y aceptado que las emociones juegan un papel muy importante en nuestras vidas y que para lograr el equilibrio así como  alcanzar el éxito en muchos aspectos, se hace necesario aprender a conocerlas y manejarlas de la forma correcta.

La educación y los distintos métodos de enseñanza han venido incorporando el componente individual en virtud del reconocimiento que no todos los individuos aprenden de la misma manera ni tienen las mismas motivaciones, por tanto no pueden ni deben ser tratados sin considerar esa realidad.

Las emociones: Los verdaderos “influencers”

No cabe duda que las emociones tienen una marcada influencia en el estudio y en los procesos de aprendizaje.

El manejo de las emociones representa el punto de partida para fomentar aspectos tan relevantes  como lo son: la motivación, la confianza, la autonomía, la responsabilidad y el espíritu de superación.

En este sentido la aplicación de la inteligencia emocional en los procesos educativos puede aportar grandes beneficios.

La inteligencia emocional atiende no solo a factores académicos sino también al desarrollo personal como parte motivacional del aprendizaje.

¿Qué es la inteligencia emocional?

Recordemos que la inteligencia emocional consiste en el reconocimiento de las emociones y sentimientos, así como aprender a manejarlos de la forma correcta con el propósito de mejorar el comportamiento, sentirse en equilibrio y saber que se cuenta con la capacidad de desarrollar todas las potencialidades.

Podemos decir entonces, que la inteligencia emocional es la capacidad para gestionar sentimientos, emociones, pensamientos y actitudes con el fin de alcanzar estabilidad emocional y todos los beneficios que esto conlleva.

Una persona que se siente feliz y que está en equilibrio, es una persona motivada, con la disposición correcta para aprender y enfrentarse a los retos que suponen los estudios.

Inteligencia emocional y aprendizaje

Hacer uso de la inteligencia emocional ayuda a mejorar el proceso de aprendizaje gracias al manejo apropiado de las emociones fuertes que se generan como producto de la presión, cansancio y stress que pueden ocasionar todas las obligaciones relacionadas con los estudios.

En los momentos en que inevitablemente aparecen este tipo de emociones es importante poder contar con las herramientas necesarias para gestionarlas y controlarlas evitando conflictos internos y con el entorno.

Las emociones son claves en el proceso de aprendizaje debido a la gran influencia que ejercen sobre la atención, la memoria y la motivación, elementos fundamentales en la educación.

Existe una relación significativa entre el rendimiento, las técnicas de estudio y la inteligencia emocional, considerando que las emociones pueden representar tanto una ayuda como un problema a la hora de estudiar. Todo depende de cómo se manejen.

Haciendo uso de la inteligencia emocional se puede  mantener una actitud positiva frente a los estudios incluso cuando los resultados obtenidos no sean los esperados, recordando los éxitos que se han tenido y la satisfacción por el logro de los objetivos planteados, siendo capaz de revisar la situación, aprender de los errores cometidos y superarlos sin caer en desmotivación o enojos.

 

Oposiciones a auxiliar de la Administración del Estado

 

OPOSICIONES ADMINISTRACIÓN DEL ESTADO:

Auxiliar de la Administración del Estado

A QUIÉN VA DIRIGIDO

A todas aquellas personas que quieran obtener un puesto de trabajo como Auxiliar de la Administración del Estado.

REQUISITOS:

a) Tener nacionalidad Española o de uno de los Estados Miembros de la Unión Europea.

b) Tener cumplidos 16 años y no exceder, en su caso, de la edad máxima de jubilación forzosa.

c) Estar en posesión o en condiciones de obtener el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria, Graduado en Educación Secundaria, Graduado Escolar o Bachiller Elemental o equivalente. Los aspirantes con titulaciones obtenidas en el extranjero deberán acreditar que están en posesión de la correspondiente convalidación o de la credencial que acredite, en su caso, la homologación.

d) Poseer la capacidad funcional para el desempeño de las tareas

e) No haber sido separado mediante expediente disciplinario del servicio de cualquiera de las Administraciones Públicas o de los Organismos Constitucionales o Estatutarios de las Comunidades Autónomas, ni hallarse en inhabilitación absoluta o especial para empleos o cargos públicos por resolución judicial, para el acceso a Cuerpos o Escalas de funcionarios, ni pertenecer al mismo Cuerpo, Escala o Especialidad a cuyas pruebas selectivas se presenten.

PARA QUÉ TE PREPARA:

Para las pruebas de acceso de la oposición de Auxiliar de la Administración del Estado.

¿POR QUÉ AULATEL?:

Porque contamos con amplia experiencia formando opositores y hemos desarrollado una metodología de formación personalizada que nos permite ofrecerte un sistema que da resultados. Te ayudaremos a programar tus estudios, avanzar y llegar a los exámenes con una preparación absoluta.

Llámanos al 986 112 773 o visítanos en Camelias 51 Bajo, Vigo y te asesoraremos sobre tus opciones y cómo podemos ayudarte a superar las pruebas de acceso.

Plan de estudio: tú pasaporte al éxito

 

Para lograr los objetivos que nos proponemos en cualquier ámbito de nuestra vida debemos trabajar de manera organizada para conseguirlo.

Una de las estrategias que nos ayuda en este sentido es el plan de estudio. Un plan de estudio no es más que la planeación de todas las actividades que hemos de realizar para lograr los objetivos planteados al iniciar el proceso de aprendizaje de cualquier material.

Para su elaboración debemos considerar ciertos aspectos importantes como los días que dedicaremos al estudio, cuánto tiempo emplearemos, cuánto tiempo libre nos quedará y cuando debemos repasar los contenidos estudiados.

También es clave tener en cuenta aquellos puntos que no debemos olvidar y que son determinantes para alcanzar las metas trazadas.

Un buen plan de estudio debe ser sencillo y práctico ya que la idea es poder estudiar con claridad y eficacia.

Para ello el plan debe ser realista y estar ajustado a nuestras verdaderas posibilidades y disponibilidad de tiempo, tomando en cuenta todas las actividades que realizamos a diario incluyendo los momentos para el disfrute y descanso.

Antes de sentarnos a elaborar nuestro plan de estudio, una buena idea es crear una planilla en donde se reflejen todas las actividades que actualmente realizamos para ver donde podemos ubicar las horas para el estudio.

Cómo elaborar un buen plan de estudio

Determina las metas que quieras cumplir semanalmente y con la misma frecuencia estructura el plan de estudio.

Toma en cuenta todos los temas que debes estudiar y las actividades que debes cumplir con el propósito de distribuirlas correctamente.

Procura no colocar el estudio de materias de contenido similar seguida una de la otra ya que provoca fatiga y reduce la atención y asimilación del contenido.

Asigna más tiempo para las tareas que para ti resulten más difíciles.

Intercala periodos de descanso con periodos de estudio.

Ten tu plan de estudio siempre a mano y comprométete a cumplirlo.

Seguramente el primer plan de estudios que realices no será el definitivo y tendrás que modificarlo en algunos aspectos dependiendo de tus circunstancias reales o cambios que hayan podido presentarse.

¿Para qué hacer un plan de estudio?

No te resultará difícil responder a esta pregunta. Es claro que un plan de estudio nos permite determinar cuándo, cómo y por cuánto tiempo desarrollaremos las diferentes estrategias y técnicas de estudio.

Por tanto evitaremos desaprovechar el tiempo ya que estaremos siguiendo un orden y cumpliendo con una planificación.

Esto nos permite relajarnos y evitar el stress que produce la acumulación de tareas sin cumplir.

Contribuye además a fortalecer el hábito del estudio.

Permite concentrarnos en una tarea específica y evitar pasar de una actividad a otra sin seguir un orden lógico y muchas veces sin cumplirlas a cabalidad.

Si bien es cierto que debemos invertir algo de tiempo y dedicación a la elaboración del plan de estudio y a reestructurarlo cuando sea necesario, podemos estar seguros que no será tiempo perdido por el contrario obtendremos grandes beneficios siempre y cuando estemos comprometidos a cumplirlo.

 

 

 

 

 

 

TIC y educación: un dúo genial

Las tecnologías de la información y comunicación, mayormente conocidas por sus siglas (TIC) se definen como un conjunto de herramientas tecnológicas derivadas de los avances del hardware y software que integran funcionalidades de almacenamiento, procesamiento y transmisión de información.

Es un hecho que han tenido una gran influencia y repercusión en la sociedad en general sin dejar a un lado el campo educativo, complementándolo y enriqueciéndolo.

Las TIC en la educación permiten el desarrollo de competencias en el manejo de la información así como de los medios que la soportan.

Es ampliamente reconocido que tienen un papel fundamental en el acceso universal a la educación, propician la igualdad en la instrucción y promueven el aprendizaje de calidad.

Además hacen necesaria la formación de los docentes en nuevas técnicas de estudio y evaluación así como mejoran la gestión y administración de la educación.

Estas herramientas tecnológicas y de comunicación pueden utilizarse perfectamente en beneficio del proceso educativo y de aprendizaje no sólo de los alumnos sino también de los docentes y todos los involucrados.

Las barreras que limitaban la adquisición del conocimiento han desaparecido gracias a las TIC contribuyendo significativamente al desarrollo de las capacidades y destrezas de estudiantes y profesores.

Han cambiado no sólo la forma de enseñar sino también la forma de aprender lo que ha traído como consecuencia un cambio en los objetivos formativos ya que los estudiantes deben aprender a utilizar los nuevos medios.

En la educación tienen como función principal ser un medio de comunicación e intercambio de conocimientos y experiencias.

Beneficios de las TIC en la educación

Uno de los principales beneficios que aportan las TIC a la educación es el acceso ilimitado a todo tipo de información y contenidos. Es posible contar con diversidad de recursos de apoyo a la enseñanza como material didáctico, entornos virtuales, foros, video conferencias entre muchos otros.

Con el uso de las computadoras los alumnos desarrollan más rápido la capacidad de entendimiento y  la lógica favoreciendo así el proceso de aprendizaje.

Los estudiantes se sienten motivados por el hecho de aprender con la utilización de recursos que hacen del proceso educativo algo más divertido y ameno.

Aumenta el interés por el estudio de los diferentes temas gracias a los recursos disponibles como animaciones, videos, gráficos y ejercicios interactivos.

Se favorece la creación de ambientes de trabajo colaborativos gracias a la posibilidad de intercambiar  ideas, conocimientos, experiencias y contenidos con otros estudiantes.

El alumno se vuelve más independiente y autónomo ya que tiene la oportunidad de gestionar de un modo más fácil su aprendizaje buscando de forma independiente toda la información que desee.

Aspectos a cuidar

Así como aportan incontables beneficios a la educación también pueden tener sus desventajas, como las distracciones, pérdida de tiempo, selección de contenidos que no son fiables y adicción al uso constante de los diferentes dispositivos.

Herramientas especializadas para el área educativa

Existen muy buenas herramientas que han sido creadas con la intención de ser usadas principalmente en el sector educativo como apoyo al proceso de aprendizaje entre ellas podemos mencionar:

Edmodo: Es una plataforma educativa que permite compartir información y comunicarse en un entorno privado.

GoConqr: Entorno de estudio en donde es posible crear y compartir recursos de uso común e importante como mapas mentales, cuestionarios, apuntes entre otros.

 

 

 

 

 

 

 

Tips para preparar un examen

 

Demostrar que tenemos los conocimientos necesarios para aprobar una asignatura, un curso e incluso conseguir un puesto de trabajo la mayoría de las veces implica la presentación de unas cuantas pruebas y exámenes, bien sea de forma oral, escrita o práctica.

Esto seguramente es razón de nervios y stress para muchos, pero no tiene por qué ser así.

Podemos sentirnos mucho más seguros y confiados si contamos con una buena preparación previa y seguimos ciertas recomendaciones básicas, que no solo nos aliviaran el susto sino que nos permitirán salir airosos y lograr nuestro objetivo.

¿Tienes un examen? ¡No te preocupes! Ocúpate.

Veamos qué cosas puedes hacer para que un examen no te saque canas o peor aún no lo superes con éxito.

Mantente motivado: Hay una frase que dice “la actitud después de todo, es todo” y no hay nada más cierto que eso.

Mantener una buena disposición frente al estudio es lo primero que debes tener si quieres lograr tus objetivos.

No veas el estudio como una especie de tortura, por el contrario es la oportunidad que tienes para adquirir nuevas destrezas y conocimientos que al fin y al cabo siempre te serán de utilidad.

Puede darse el caso que no sientas mucho interés por alguna materia o tema en específico, pero aun así no te predispongas.

Utiliza técnicas de estudio: Las técnicas de estudio, por mas trillado que te pueda sonar, son herramientas sumamente útiles en el proceso de aprendizaje, pueden mejorar tu rendimiento en gran medida y te aportan muchos beneficios.

Si no tienes muy claro cuáles son o como utilizarlas correctamente, busca información sobre ellas y ponlas en práctica, al poco tiempo verás los resultados.

Toma notas: Escribir con tus propias palabras lo que vas captando de un tema, tus dudas, lo que quieres aclarar y los comentarios del orientador es una muy buena forma de reforzar el aprendizaje y representa un gran apoyo durante el estudio.

Organiza todas tus actividades: Elabora un plan de estudio tomando en cuenta todas las asignaturas, tareas y exámenes. Este plan debe ser realista y tienen que incluir el tiempo para el descanso y ocio. Puedes incluso apoyarte en aplicaciones para organizar y gestionar horarios de estudio y tareas. Lo más importante es que lo cumplas.

Repasa constantemente: Cuando hayas terminado de estudiar un tema no lo mandes al baúl de los recuerdos, repasa los contenidos constantemente.  Puedes apoyarte en resúmenes y esquemas.

Descansa: El día previo al examen solo repasa, si has cumplido tu plan de estudio deberás haber podido estudiar todos los temas, así que lo que debes hacer es un repaso.

Descansa y duerme las horas necesarias. Para rendir al máximo tu mente debe estar tranquila y fresca.

No entres en pánico: El día del examen controla tus nervios. El examen no te va agredir. Es solo un examen y estás preparado para resolverlo. Ten confianza en ti y en lo que has estudiado.

No te precipites: Lee detenidamente las indicaciones del examen y las preguntas. No respondas corriendo pero tampoco con demasiada calma. Toma en cuenta la cantidad de preguntas, la complejidad de cada una y el tiempo que tienes para realizar el examen.

Cuando termines, antes de entregar el examen, revisa.

¡Éxito!